Cuatro consejos de liderazgo empresarial para momentos de crisis

Cuatro consejos de liderazgo empresarial para momentos de crisis

Nicaragua está enfrentando momentos de mucha incertidumbre y dolor. Todos sin excepción nos estamos viendo afectados. En el ámbito empresarial todos los stakeholders estamos perdiendo: propietarios, inversionistas, colaboradores, clientes, proveedores, aliados, gobierno y la comunidad. Nuestro contexto demanda acción de los líderes.

Los líderes de negocios no podemos ser pasivos en momentos de incertidumbre. El enfoque, la disciplina y cómo gestionamos y abrazamos los cambios son la clave para que podamos sobrellevar una crisis.

Si bien desearíamos que las cosas mejorasen rápidamente, debemos enfrentar, ante todo, la realidad. Hay cosas que están bajo nuestro control y cosas que están fuera. Por consiguiente, debemos ejecutar acciones en lo que está dentro de nuestro control y ser tolerantes y pacientes en las situaciones que no controlamos. La tolerancia, la paciencia, la fe, el compromiso y la comunicación transparente jugarán un rol determinante en estos tiempos para los negocios en Nicaragua.

Cuatro consejos valiosos que podemos implementar son:

  • Comunicarnos con la comunidad. ¡Qué gran lección nos dieron los propietarios de negocios de Granada! Ellos decidieron actuar y convocaron a una reunión para crear conciencia y mecanismos de colaboración entre diferentes partes interesadas en sacar adelante a su comunidad. Pudimos ver en esa reunión a representantes de la alcaldía, de la policía, bomberos, propietarios de negocios, entre otros.

 

  • Hablar con los trabajadores. La incertidumbre afecta el ambiente laboral. Un líder debe hablar con sus trabajadores y explicarles con transparencia lo que está sucediendo en el país desde su perspectiva, escuchar a los colaboradores y comunicarles algunas medidas que se necesitan implementar para que el negocio siga generando ingresos y controlando los gastos. Una de las medidas que pueden implementar los dueños de los negocios es mandar de vacaciones a los trabajadores para reducir los días acumulados que ellos puedan tener. Acá hay que tener cuidado ya que algunos administradores cometen el error de no analizar el impacto que tiene en la atención y servicio al cliente el mandar a descanso a un determinado colaborador. Ante todo, el líder no debe poner más en riesgo el modelo de generación de ingresos del negocio.

 

  • Mantener el contacto y la relación con los clientes. La meta es no perder clientes. Es regresar a la filosofía de cuando el negocio iniciaba y se valoraba y apreciaba cada venta. Cada venta y cada cliente cuentan. Hay que acercarse a ellos, proveerles de la mayor seguridad posible y transmitirles confianza y positivismo en que los nicaragüenses saldremos de esta crisis pronto y nos recuperaremos y mejoraremos. Puede que operemos con pérdidas estos meses, pero saber que hay personas, tanto clientes como colaboradores, que confían en nosotros, en nuestro ingenio y capacidad para salir adelante, es invaluable. Y les debemos a ellos demostrarles que seguiremos operando y mejorando.

 

  • Aprovechar el tiempo para finalmente hacer las cosas importantes que nunca parecen ser prioridad en nuestra agenda. Estos tiempos demandan estar pendiente de las noticias, pero también demandan que planifiquemos. Sentarnos a planificar no solamente requiere escribir cómo ocuparemos nuestra agenda, sino también nos obliga a reflexionar qué actividades estratégicas u operativas podemos eliminar y reducir, así como qué actividades podemos crear o a cuáles asignarles más recursos. Puede que finalmente logremos crear un plan de canal, un plan de ventas, una estrategia de introducción y comercialización de toda una nueva línea de productos o servicios, lanzar o renovar la página web de la empresa, realizar un video promocional con testimonios de los clientes, capacitar o formar a personal que será clave para recuperar los ingresos de los meses con ventas bajas, etc. Recordemos siempre que mientras los demás están agobiados, los líderes están actuando, enfocados, buscando cómo dar lo mejor de sí y guiando a las personas a lograr sus metas.

 

Por Alfonso Barquero, Mentor en Liderazgo y Negocios.
Coach, Profesor y Conferencista certificado por John Maxwell.
Máster en Administración de Empresas de INCAE.
Fue Presidente de la Asociación de Graduados de INCAE-Nicaragua.
Socio de INDE y Fundador y Director del Instituto Barquero.
alfonsobarquero@gmail.com
www.alfonsobarquero.com

 

Share this post

Comments (9.756)